Una Realidad Inesperada

En la vida de una persona hay muchos momentos de descubrimiento, desde el momento en que nacemos, como cuando aprendemos a hablar y sabemos que esto nos servirá para siempre, o cuando descubrimos como utilizar algún objeto que en un principio nos parecía algo demasiado complicado, y ahí estaba yo en uno de esos momentos, no estaba muy segura de lo que había pasado, si era real,  si estaba soñando o si aun seguía con vida, pero lo cierto es que todo mi cuerpo temblaba por el temor que me ocasionaba aquel descubrimiento. Ahora todas esas sensaciones tenían sentido, todo encajaba como un rompecabezas. Quería huir de ahí pero no podía, al menos no sin morir, otra vez tal como las veces anteriores , vidas pasada tal vez, lo cierto es que pude ver lo que pasaba conmigo en cada una de estas vidas, y todo por amor, todo por él.

muchacha-en-la-ventana

Salvador Dalí

Todo inicia desde una época muy remota quizás la edad media, siendo todavía muy joven y enamorada de un chico, con un gran deseo de formar una familia, claro que no contaba con que nuestros padres nos separaran por cuestiones de la clase social y económica nuestras vidas estaban arregladas y no fueron precisamente juntos, no recuerdo mas que oscuridad luego de saber que estaríamos separados, oscuridad y gritos luego un silencio abrumador y un reinicio. Este reinicio tuvo lugar en una época mas actual, la era victoriana siglo XIX, prometida en matrimonio con un hombre que para ser sincera no me agradaba mucho, sin embargo con el pasar del tiempo se gano mi corazón y ya no me resulto tan aborrecible casarme con él. Una tarde dando un paseo luego de beber el té se dispuso a cruzar la calle para comprarme flores, lo que no sabíamos es que ese seria el ultimo gesto de amor que haría hacia mi, una carreta lo atropello y su muerte fue instantánea. Como describir lo que sentí, no lo se, pero me sumergí en una tristeza sin nombre, sin ánimos de salir de mi habitación, de comer, o de relacionarme, mis padres me dijeron que me volvería loca si seguía así y en cierta forma así fue, una noche desperté y todo era oscuro, no sentía nada a mi alrededor solo el sonido de una fogata y esto me tranquilizaba esta noche volví a dormir pero no volví a despertar.

gustav-klimt-danae-art-poster-print_a-G-8842102-0

Gustav Klimt

Hoy estoy aquí, así que debió ser un nuevo reinicio y todo mi descubrimiento ocurrió en esta vida, en esta época, al igual que las veces anteriores tuve una infancia normal, una vida común, conocí a un chico al cual ame, y entregue todo de mi, decidimos tomarnos unas vacaciones y el me ofreció visitar a su prima al campo en una hacienda que sus tíos le habían dejado, me pareció una idea grandiosa desconectarnos de la ciudad, allá todo fue maravilloso su prima una chica muy dulce y ellos parecían tener una relación muy cercana y bonita parecían hermanos y esto me llenaba de ternura, ver en el una faceta que no conocía me daba mucha felicidad, por cosas del trabajo debí regresar antes a la ciudad y decidí que el no me acompañara no quería arruinar sus vacaciones, al ir a la mitad del camino me arrepentí no iba a tirar estos momentos de alegría por el trabajo, así que preferí llamar y decir que no podría volver. Regrese a la hacienda para darle una sorpresa a mi novio, lo busque pero no lo encontré, fui al granero a ver si ahí lo encontraba, y efectivamente ahí estaba pero fui yo quien recibió una sorpresa y no precisamente una agradable, su prima y el se estaban besando cuando entre, intento explicarme que ella fue quien se le lanzo encima y ella solo sonreía, la verdad no pude escuchar una palabra mas y entre lagrimas pasaron por mi mente recuerdos de lo que ya anteriormente conté, pude ver que en cada vida era imposible enamorarme sin que nada malo ocurriera, sin que otras personas sufrieran, sentí como perdía el control de mi cuerpo y de mis movimientos, caí al suelo y la sensibilidad de mi piel se agudizo, pude percibir como cada parte de mi cuerpo se agrandaba cada vez mas no podía verme sin embargo me sentía como gigante, y en comparación a él sabia que algo extraño estaba ocurriendo, podía ver el horror en su rostro.

cuadros-de-espaldas-desnudas-de-mujeres (2)

Coghetto Lucia

No se muy bien en que me transforme y tampoco se con certeza lo que sucedió, solo recuerdo fuego y gritos y un poder inmenso que recorría cada parte de mi cuerpo. Destruí algunas casas de los alrededores, y llegaron personas armadas para tratar de matarme, algunos gritaban que era un bruja que debían quemarme, en este momento la ira abandono mi ser y el miedo se apodero de mi, trate de ocultarme pero no hallaba donde. Fue entonces cuando apareció un hombre mayor  de la nada, creí que me asesinaría, creí que volvería a morir en este momento pero no fue así, me tomo fuerte las mano y trato de calmarme, le dije que si podría ayudarme y me dijo <<he pasado vidas tratando de encontrarte y si es necesario pasare otras mas tratando de salvarte>> . Como pudo bajo la lluvia me oculto con una manta oscura hasta llevarme a un conteiner y ahí me oculto de los guardias que me buscaban me quede ahí inmóvil pensando en todo esto que había pasado no sabia que era real y que no lo era, Salí de ahí con vida pero fue luego de poder asimilar todo lo sucedido que pude recordar con claridad todos aquellos momentos de las vidas pasadas, tenia miles de preguntas y ninguna respuesta. Solo algo me dejo claro este hombre y es que yo era una bruja, y que solo las heridas  de mis sentimientos  podía aflorar aquel poder del que había sobrevivido únicamente esta vez, ahora intento aprender a controlarlo, y claro tratar de no ser descubierta, el hecho de volver todas estas veces solo puede significar que realmente tengo algo que hacer en este mundo y quien sabe si esta será la oportunidad para lograrlo.

espalda-mujer- Christoffer-Wilhelm

Christoffer Wilhelm

Me desperté alterada emocionada y confundida todo fue un sueño,sin embargo descubrí una parte de mi en este sueño algo cambio en mi, pues desde ese momento ya no soy la misma.

Anuncios

2 comentarios en “Una Realidad Inesperada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s