Benito Cereno: Herman Melville

En ocasiones he pensado en hablar de Melville, pero en esas ocasiones siento que se me escapa entre las manos su obra maestra Moby-Dick. No la he leído aun, es un gusto que reservo al papel en su formato clásico. Por otra parte puedo, al hablar de Melville, referirme a otra obras como  Bartleby el escribiente o Benito Cereno, libro al cual dedicare este espacio.

Sé, por que la leyenda lo comenta que Melville vivía el mar como pocos hombre pudieron vivirlo, su amor por este coloso fue de forma notable guiado entre las paginas de sus libros. Melville coopero a mantener vivo al Ulises y sin saberlo a el mismo, pues cada pagina esta contaminada de su memoria fértil y sus claros recuerdos de como fue la vida en el mar. Benito Cereno es un historia cargada de la grandeza de esta vida, es un libro que te atrapa desde la primera palabra y te guía en su corriente hasta un testimonio que lo tiene todo de sorpresivo y común. Su juicio final es un juicio donde somos juzgados como lectores, un juicio donde Melville desnuda nuestra ineptitud, nuestras sospechas, nuestra vivacidad y la audacia de nuestras impresiones. Yo en lo personal me sentí un poco triste, pues no fui el único en sospechar lo que sucedía y este hecho me permitió ver mas de cerca mi opinión de la nauseabunda humanidad; si se me permite evocar a Sartre con estas palabras.

Melville se detiene desde un inicio y compara el uno con el otro, los polos no tardan en operar en la historia y Delano, un honesto capitán, hace de móvil durante toda la trama. La exactitud argumental es casi milimétrica, poco a poco se va estableciendo un campo que llama al misterio pero que duda y nos hace dudar de lo que pasa. Benito no pone cordura en sus negros y esto extraña pues ni en pleno siglo 21 puede aceptarse la idea de un hombre como Benito en la época que Melville lo describe. Por esto es tan sorpresivo que los negros sean los dueños amotinado del barco.

Todo esto, claro, puede ser un símbolo del engaño literario, una especie de desmantelamiento de la mascara que aparenta controlar al hombre, pero que es el hombre quien usa adrede la mascara. Dijo Jorge Luis Borges a propósito de este libro que Benito Cereno:

“Sigue suscitando polémicas. Hay quien lo juzga la obra maestra de Melville y una de las obras maestras de la literatura. Hay quien lo considera un error o una serie de errores. Hay quien ha sugerido que Herman Melville se propuso la escritura de un texto deliberadamente inexplicable que fuera un símbolo cabal de este mundo, también inexplicable” 

¿Que Pensar? Yo prefiero quedarme con todas, el tiempo me ha enseñado que no existe una sola cosa y que cada lectura enriquece la anterior. ¿Quizá no se ha pensado tanto este libro? o por otra parte ¿Nada hay que pensar aquí?. No sabemos, hasta aquí nos lleva el propio engaño del Melville: a nuestro juicio. Recomiendo este libro a todos.

Imagen destacada: The San Dominick, form Benito Cereno 1965.

Para quienes no saben llevo acabo un viaje, una propuesta para ustedes #Yoextimo

Tampoco pienso que sea un gran logro, pero si una meta algo desquiciada… ¿Quien hoy día lee el completo de su biblioteca? A mi no me parece una locura, he leído el 70% mientras la fui construyendo, pero me he encontrado en la posición de reconocer que para muchos esto es una odisea, una especie de calvario. Lo que me propongo aquí, es documentar el proceso de lectura en un breve resumen por libro, cada uno como testimonio para aquellos que desean ver pruebas del tedioso logró de leer. Si te deseas unir, creemos entre todos un #, alguno propuesto por ustedes. Yo tengo muchos amigos que tienen sus bibliotecas intactas y no por falta de tiempo. Seguro tu también conoces alguien así. Unete, lee un libro y documenta con el # de tu preferencia (Ya se vera cual, yo usaré #yoextimo), recibire por directo todos sus aportes y sugerencias.

Una publicación compartida de Angel David (@angelprozac) el

 

 

Anuncios