Las Bases del Kama: Pureza, Unión, Confianza y Placer. (II)

Los postulados sobre los que se basa el edificio de Vatsyayana se basa en los tres conceptos que predominaban en su época.

• Dharma: se trata de la obediencia al Shastra o Sagradas escrituras de los hindúes para hacer determinadas cosas, como la ejecución de sacrificios, ritos y cantos de diversas índoles.

•Artha: es la adquisición de las artes, tierra, oro, ganado, riqueza, bienes y amigos, y es también la protección de lo adquirido y el incremento de lo conservado

•Kama: es el disfrute de los objetos apropiados por medio de los cinco sentidos: oído, tacto, vista, olfato y gusto, ayudados por la mente y el alma. Su ingrediente es un contacto peculiar entre el órgano del sentido y su objeto, y la conciencia del placer que emana de ese contacto se denomina kama.

Vatsyayana dice que han de Instruirse en la infancia y en la juventud, ocuparse del artha y el kama en la madurez, y en la vejez dedicarse al dharma. Estos tres concepto no se fundamentan en la naturaleza humana, por el contrario el hecho de certificar que pueden ser transmitidos por otros seres humanos, nos da una dimensión a conocer sobre esta cultura. No es difícil observar como sus principios se fundamentan en el aprendizaje, cualquier puede aprender de estas doctrinas y vivir una vida completa sin juzgar por alto alguno de estos tres conocimiento, más bien una vida completa debe (para estos hombres y mujeres) aprender de estas tres bases. Nos centraremos en una de ellas.

En lo que se refiere al Kama, se puede pensar por desconocimiento que el Kama Sutra trata únicamente el sexo como una distribución de posiciones coitales, más los sutras contenidos por el libro, comienzan en la pulcritud, la higiene personal, la elección de pareja, el desarrollo de confianza entre los amantes y finalmente un abalorios de posibilidades casi matemáticas. Esta lejos de ser un discurso dirigido únicamente al hombre, el discurso que empleada Vatsyayana se posiciona ante el sexo como una cuestión humana donde tambos sexos son parte importante del todo. También reconoce que los complejos y traumas pueden afectar la ejecución de los sutras, a los cuales atribuye cualidades terapéuticas de diversas índole. El Kama busca humanos más conscientes de su propia sexualidad, así como los efebos enseñaban a los jóvenes el dolor de una sexualidad rústica y luego los placeres de amar con fin de evitar dolor a la mujer, de la misma manera El Kama Sutra busca de forma didáctica lo mismo desde otro medio divulgativo.

• Pureza (Higiene) en el Kama: Hombres y mujeres comparten una estricta pulcritud en el cuerpo, el baño y los aceites corporales son obligatorios, los dos géneros mastican hojas que mejoran sus alientos y visten de forma impecable con ciertos adornos. Una traducción española de la obra de Burton dice: “Debe bañarse diariamente, untar su cuerpo con aceite en días alternos, aplicar una sustancia espumosa a su cuerpo cada tres días, afeitar su cabeza (incluida la cara) cada cuatro días, y el resto de su cuerpo cada cinco o diez días. Todas estas cosas deben hacerse puntualmente, y también eliminar el sudor de las axilas. Las comidas se tomarán por la mañana, la tarde y la noche.”

•Respecto a las Uniones en el Kama (Matrimonio): “No se practicarán con personas superiores ni inferiores, sino con nuestros iguales. Se habla de una alianza alta cuando un hombre, tras casarse con una muchacha, tiene después que ponerse a su servicio y al de su parentela como un sirviente, y tal alianza es reprobada por los justos. Por el contrario, cuando un hombre y su parentela tratan despóticamente a una mujer, esa alianza igualmente reprobable es llamada por los sabios una alianza baja. Pero cuando el hombre y la mujer se satisfacen mutuamente y los parientes de ambos se respetan por igual, se trata de una alianza en el recto sentido de la palabra. Un hombre por tanto no debe concertar una alianza alta, que lo obligaría a rebajarse ante sus parientes, ni una alianza baja, que sería mal vista por todos […] De entre todos los amantes de una muchacha, el verdadero esposo es aquel que posee las cualidades que a ella le agradan, y sólo aquel esposo disfruta de una superioridad real sobre ella, porque es un esposo por amor.”

•La confianza mutua como valor del Kama: Vatsyayana dice que el hombre debe comenzar a ganarse la mujer inspirándole confianza, pero absteniéndose al principio de los placeres sexuales. Agrega perfectos que fomentan esto promoviendo la comunicación y el juego con palabras. En el Kama el primer contacto es mental, el autor dice “La abrazará por primera vez como a ella más le agrade, ya que esto no dura mucho.” Advierte que no debe abandonarse el juego sexual con la palabra, una cita dice así: “Dejaré marcas de mis dientes y uñas en tus labios y tus senos, y haré otras similares en mi propio cuerpo y contaré a mis amigos que fuiste tú quien las hizo.” De esta forma no se imparte nada a la fuerza o por barbarie.

El texto continua así: “Durante la segunda y tercera noches, a medida que la confianza se acrecienta, la acariciará con las manos y besará todo su cuerpo. También pondrá sus manos sobre sus muslos y los acariciará, y si esto sale bien, acariciará después las junturas de sus muslos. Si ella trata de impedírselo, le dirá: «¿Qué hay de malo en ello?», y la persuadirá para que lo deje hacer. Una vez dado este paso, tocará sus partes íntimas, aflojará su cinturón y el lazo de su vestido y, alzando su parte inferior, le acariciará la ingle. Debe hacer todo esto con diversas excusas. A continuación, ha de enseñarle las sesenta y cuatro artes, contarle cuánto la ama y describirle las esperanzas que había concebido respecto a ella. También le prometerá fidelidad y disipará sus temores acerca de posibles rivales y, por último, tras haber vencido su timidez, empezará a disfrutar de ella de manera que no la asuste. ”

Vatsyayana agrega: «Un hombre que actúe según las inclinaciones de una muchacha procurará conquistarla de modo que ella pueda amarle y concederle su confianza. Esto no se logra siguiendo a ciegas las inclinaciones de una muchacha, ni oponiéndose totalmente a ellas, sino mediante la adopción de un término medio. Quien sepa hacerse amar por las mujeres, así como cuidar de su honor e inspirarles confianza, ése tiene el amor asegurado. Pero quien abandona a una muchacha porque la cree demasiado tímida, es despreciado por ella como una bestia que ignora el funcionamiento de la mente femenina. Más aún, una muchacha poseída violentamente por alguien que no comprende los corazones de las muchachas se siente nerviosa, inquieta y afligida, y repentinamente comienza a odiar al hombre que se aprovechó de ella. Y como su amor no ha sido comprendido o correspondido, se hunde en el abatimiento y empieza a odiar a la humanidad o, al detestar a su marido, recurre a otros hombres».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s