Emma y Nora/ Flaubert e Ibsen

Entre los personajes femeninos más emblemáticos de la literatura del siglo XIX existen dos en particular que causaron gran controversia en su época… siendo estos Emma de Madame Bovary y Nora de Casa de muñecas, tanto Flaubert como Ibsen se arriesgan a dar una visión de la mujer que antes no se había dado incluso Flaubert fue
llevado a juicio por el contenido de este libro que para su época (1857) fue
considerado inmoral. Por otro lado Ibsen (1880) es el primer autor que da el
protagonismo a un personaje femenino en una obra de este tipo.
Primeramente Madame Bovary trata de una mujer de clase media que vive con su
padre, Emma llena de sueños y con grandes metas que aumentaban a lo largo de su
vida se casa con Carlos quien no tenía grandes aspiraciones se van del campo y este
se dedica a cumplir todas las pretensiones de Emma. Casa de muñecas por otro lado
habla de una mujer que satisfaciendo los deseos de su esposo se da cuenta de pronto y
por ciertas vicisitudes que ha estado fingiendo ser algo que no era.
Ahora bien sin intención de crear controversias y alejándonos de ideologías, las
situaciones en la vida de ambas mujeres son muy similares, Emma teniendo grandes
sueños y con deseos de una vida con mas lujos es llevada a serle infiel a su esposo
Carlos, deseando cada vez una persona más culta en un sentido artístico, estas
infidelidades la llevan a su vez a hacer gastos excesivos para satisfacer sus gustos
extravagantes y haciéndola quedar con una deuda excesivamente alta, esto la hace
entrar en desesperación y al ver su casa embargada decide pedir ayuda a sus amantes
sin recibir nada. En medio de esta desesperación y tratando de ocultar todo a su
esposo toma una decisión sin tomar en cuenta a su familia, y toma un puñado de
arsénico para acabar con su vida.
Nora por otro lado nunca intento traicionar a su esposo y siendo todo lo contrario a
Emma siempre busco satisfacerlo cumpliendo todo y cada uno de sus caprichos,
vistiendo, hablando y actuando como él quería que ella lo hiciera. Pero hay algo que tiene en común con Emma y esto es una deuda y un hombre que abusa de esta deuda,
pero en el caso de Nora al ver la actitud que toma su esposo ella se puede decir que
reacciona de alguna manera y se da cuenta de que simplemente ha sido la muñeca de
su padre y de su marido, tomando asi la decisión de irse y dejar a su familia
Ambas mujeres toman la decisión de abandonar a su familia, claro está que de
maneras diferentes pero también ambas toman una actitud que para la época no era
bien visto y era demasiado liberal para una mujer. Fue osado de parte de los autores
escribir de esta forma pero hoy dia marcan un punto de partida en lo que respecta a la
“liberación” de la mujer siendo esta desde un punto de actuar como hombre al ser
infiel y de tomar decisiones por si misma tal como lo hizo Nora en su momento.
Un punto resaltante que también se observa en ambas novelas es la importancia que
parecía tener aquella persona con una situación económica estable y medio superior a
la de los demás, e incluso se hace notable la lucha por esta posición, y más adelante
se esclarece que al no estar a un nivel social medio alto los “amigos” dejaban de
frecuentar y difícilmente se mantenía aquella relación. Es la lucha en la que se
mantuvo Emma desde que conoció al vizconde queriendo un trato y una posición de
gran señora, y es a su vez lo que también Torvaldo desea hacer con Nora hacerla una
dama resaltante digna de un hombre de la alta sociedad.
Es decir no solamente son obras que representan un comportamiento indigno en la
mujer (para la época) sino que también dejan ver como la lucha de poderes existe
desde muchos años atrás, y si lo observamos un poco hoy día no es diferente, nuestra
sociedad está dividida en estratos y dependiendo de tu educación trabajo y posición
económica puedes encontrarte en un puesto superior a otro.
Emma y Nora marcan un punto de partida, y desde mi perspectiva no resultan ser
mujeres malas o indignas sino todo lo contrario, si reprimes a una persona a no poder hacer lo que desea y como lo desea es obvio que respuesta ira en contra de toda regla
establecida.

Anuncios

4 comentarios en “Emma y Nora/ Flaubert e Ibsen

  1. AngelProzac dijo:

    En sus similitudes son personas esencialmente distintas, cada cual desea ser vista como mejor le parece y es esta última cuestión lo que las vincula cuando enseña que no hay ningún deseo sin consecuencias

    Le gusta a 1 persona

    • Gala dijo:

      Claro pero no olvidemos la represión a la que ambas mujeeres estaban sometidas reprimidas por la época en que vivían ninguna de las dos podía ser una mujer soltera que hacía lo que quisiera ambas debían rendir cuentas a un hombre fuera su padre o su esposo, pero de una u otra manera aunque desearan libertad quizás no sabían que hacer con esta

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s